El filo de la noche

El filo de la noche. 1a. ed. Raúl García Luna. Buenos Aires, Ediciones Atril, 1999. – 147 p. 14 x 20 cm. Cuentos.

(Antología de cuentos de Raúl García Luna (Ediciones Atril 1999), con selección y prólogo del novelista y poeta Juan Carlos Martelli (“Gente del Sur”, “La muerte de un hombrecito”, “Los muros azules”, entre otras, y la gran “Los tigres de la memoria”, premiada por Onetti, Cortázar, Walsh y Roa Bastos en el Premio Sudamericana-La Opinión 1974 y llevada al cine en 1984).

Prólogo de Juan Carlos Martelli

Seleccioné, de la vasta producción de García Luna, sus cuentos más feroces. No por amor a la crueldad. Más bien porque en ellos resalta y brilla una marginalidad nada habitual.
Se ha señalado, sin profundizar mucho, el contenido marginal de las novelas y cuentos de la llamada serie negra. Es sin duda evidente en la novelística estadounidense, pero también tan reiterada que bordea el cliché: detectives pobres pero honrados, pero inteligentes, pero borrachos, indagadores de pasados complejos que producen nuevas muertes (Ross McDonald, por caso, o ese inefable Marlowe de Chandler, jugando al ajedrez con su soledad y su vacío: todas sus historias, un largo adiós). Ese jugueteo nórdico con la miseria, al borde del capitalismo y del imperio, que acepta la marginalidad en la medida en que puede masificarla, o que al no masificarla, al tener border-lines incorporados, logra una consistencia imaginaria, triunfalista, repetitiva, reiterada en el cine.
No falta ese tipo de marginalidad en los relatos de Raúl. No faltan, tampoco, la traición, el malentendido, la ironía. Pero hay, en su estilo, otra marginalidad: sagaz, literaria, que enriquece sus textos (obsesivamente corregidos para esta edición especial, dicho sea de paso).
Raúl García Luna, por suerte, no fue un discípulo sumiso de los talleres literarios que enseñan: ‘un cuento tiene una apertura, un desarrollo que mantiene la intriga, y un cierre’. Reglamentaciones clásicas que aplica en el periodismo, pero –por suerte, insisto– no en la literatura, que ansía, que desea siempre la originalidad e impone metáforas nuevas (que son las únicas metáforas válidas). En el final de uno de sus cuentos –no cuento cuál es– se burla específicamente de su oficio de periodista. Es, por supuesto, un final abierto: “Sin ser necesariamente fatales, hay desenlaces que se parecen mucho a la muerte. En todo caso, me enteraré por los diarios. ¿O no se encargan ellos de divulgar la verdad?”
Una ironía evidente, ya que sabemos que la divulgación de la verdad es una vulgar mentira. A esta marginalidad rebelde de García Luna quería, precisamente, referirme. Arriesgando, de paso, que es muy argentina. Y que, por ello, este libro no sólo nos enseña a leer distinto, sino a escribir diferente.

Juan Carlos Martelli. (1934-2008)


Contratapa

En “La mueca”, uno de los quince cuentos de Raúl García Luna que integran “El filo de la noche”, el personaje afirma: “Existo, estorbo, enojo, pero no me descubren”. Y algo similar parece suceder con el autor de estos relatos, definido por no pocos especialistas como un narrador solitario, ajeno a padrinazgos, filiaciones y éxitos mediáticos.
De prosa rigurosa e imágenes fuertes, atento a sus propias leyes, García Luna escribe por el placer de contar y para el placer de leer.
Sus cuentos envuelven al lector en el clima de una marginalidad que no es ajena a la de la llamada “serie negra”, pero va más allá de todo cliché y termina dibujando una parábola de la historia reciente de la Argentina.
Nos acerca personajes feroces, inconformistas, distintos aunque familiares, y nos atrapa de manera poco usual, casi obligándonos a agotar cada historia de un tirón.
Quienes hayan frecuentado la obra de Raúl García Luna, hallarán en “El filo de la noche” inquietudes y deleites que vale la pena reiterar. A aquellos que lo conozcan a través de este libro, les está reservado el descubrimiento de las claves de un gran narrador, de un escritor que insiste en estorbar a los que pretenden hacer pasar teoría por literatura.

María Encabo
Editora

___________________________

Recortes Revista La Nación sobre El filo de la Noche

Revista La Nación. 7 de noviembre de 1999. Zapping.



Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s